Retro | “Breakfast at tiffany’s” de Blake Edwards

 

Breakfast at tiffany’s de Blake Edwards 
Crítica – Reseña
Por: Luis M. Leyva
iDigitalFilms

KINETOSCOPIO RETRO es un espacio en el que comentamos películas estrenadas entre 1950 y 1999, que han dejado huella –para bien o para mal- en la historia del cine.

03-danish-breakfast-at-tiffanysBREAKFAST AT TIFFANY’S es una película del año de 1961 dirigida por Blake Edwards, protagonizada por Audrey Hepburn y George Peppard, y que contó con un guión de George Axelrod basado en la novela homónima de Truman Capote. La película nos cuenta la historia de Holly Golightly (Audrey Hepburn) una mujer que vive en Nueva York y que tiene una vida de pocas preocupaciones y que además tiene una rutina diaria un poco extravagante en la cual incluye ir diariamente por las mañanas a la joyería Tiffany & Co mientras desayuna un café junto a un pan, hasta que un día llega al edificio Paul Varjak (George Peppard), un escritor que comienza a entrar en la vida de Holly y poco a poco descubre que es lo que sucede y lo que ha pasado alrededor de su vida.

Lo primero que estoy obligado a hablar acerca del filme es la primer secuencia, la secuencia de bienvenida, de presentación, con ese primer plano que se extiende hasta el infinito junto con esa bella música nos da como producto una secuencia hipnótica que desde el primer momento nos introduce al mundo del personaje Holly Golightly (Audrey Hepburn); la secuencia es tan poderosa que incluso, al aparecer los créditos sobre la escena, no pude evitar la sensación de que me estorbaban para poder ver esa bellísima secuencia en todo su esplendor.

La película funciona en cada aspecto y cada aspecto es ejecutado de una forma increíble; la dirección que tiene un estilo y narrativa visual fantástica que con cada plano te vuelve parte del universo del filme, el guión con unos diálogos muy buenos que definen a cada uno de los personajes y el toque final con las dos grandes actuaciones de los protagonistas que logran consolidar a sus personajes los cuales son la base para construir toda la película, ya que entorno a su psicología y a sus situaciones se desenvuelve la trama.

Sin duda alguna, como lo dije, la base son los personajes, siendo Holly Golightly quien mas destaca tanto breakfast-at-tiffanyspor la magnifica actuación y caracterización de Audrey Hepburn, como por su psicología y la historia que se desenvuelve detrás de ella. Holly sin lugar a dudas es el plato fuerte del filme ya que todo el arco argumental del personaje resulta más interesante y profundo de lo que se aparenta hay tanto en su personaje que no es evidente y que hay que mirar los detalles para sacar jugo a todo lo que el personaje ofrece; su espíritu liberal, su búsqueda por la felicidad y su relación con su hermano son tan sólo unas cuantas características que este personaje maneja. Con base en lo ya mencionado puedo  de hecho afirmar que es un filme que funciona para cualquier tipo de publico; para aquel que quiere ver una comedia romántica sencilla, y para aquellos que buscan algo más que una historia de amor; para ellos la película ofrece una historia muy profunda que se puede ver a través del personaje principal y que les aseguro que cada vez que vuelvan a ver la película encontrarán más de este personaje, encontrarán distintos significados para cada escena.

Otro punto a resaltar es la enorme química que generan en pantalla los personajes principales, no solo por su actuación, no solo por sus personajes, sino mas bien por la forma en que el guión y la dirección conciben ese amorío dándole un ritmo tan lento que hace que la relación se sienta de lo más orgánica posible, se concibe de una forma tan lenta que hay escenas que parecieran relleno pero sirven para delinear las personalidades y relaciones de nuestros personajes dando como resultado un amor que se siente increíblemente natural.

sjff_01_img0075La película también tiene unos cuantos problemas que afectan bastante al filme, uno de ellos es cuando exponen a los personajes a través de diálogos, es decir en varios momentos (especialmente al final) la forma de exponer los sentimientos de los personajes se lograba con base en diálogos y pocas veces de manera visual, algo que quita mucha fuerza a estos momentos y que incluso hace que la catarsis del personaje principal se pierda. De igual forma la comedía distrae un poco de lo que esta sucediendo con la historia y los personajes, aunque este detalle es un tanto mínimo.

Para terminar llega a mi mente lo que leí alguna vez sobre está película, sobre como cada vez que la ves se vuelve más oscura, y esto sucede porque el personaje de Holly es en sí un personaje muy atormentado, y entre más observamos a este personaje y más vemos la película mas nos damos cuenta de estos tormentos que la agobian e incluso el final feliz no se siente tan feliz. Por lo tanto yo pensaría que existen dos formas de ver esta película, una en la que vemos el lado feliz de la historia y de sus personajes, y la oscura en la que observamos más y más a fondo sus tormentos y comprendemos porque los personajes se encuentran en la situación que los vemos.

 

images

 

Breakfast at tiffany’s

Dirigida por: Blake Edwards
Escrita por: George Axelrod
Fotografía: Franz Planer
Protagonizada por:
País: Estados Unidos
Año: 1961

Luis Martínez Leyva

Escritor en iDigitalFilms. Organizador y coordinador de talleres en el Cecehachero Film Fest. Cineasta y crítico. Apasionado por el séptimo arte, su análisis y realización.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *