La sobreexplotación de una figura | Crítica: Loving Pablo

Las horas más oscuras (2017)
Crítica-reseña
Por: Luis M. Leyva

Loving Pablo es una película del 2018 dirigida por Fernando León de Aranoay protagonizada por los reconocidos actores españoles Javier Bardem y Penelope Cruz. El filme relata el ascenso y caída del cartel de medellin y del ya muy explotado líder, Pablo Escobar.

El filme está basado en la novela Loving Pablo, hating Escobarescrita por la periodista Virginia Vallejo orignaria de Colombia y amante de Escobar a mediados de los 80. La intención es, pues, contar la historia de Pablo a través de los ojos de Virginia (Penelope Cruz), quien se enamora del narcotraficante y vive de cerca los peligros de estar junto a él.

Después de haber visto el ascenso y caída de Escobar a través ya de varias películas y series, e incluso ver su historia desde otro punto de vista como sucede en American Made, es conveniente cuestionar que trae de nuevo, o qué vale la pena escuchar de Loving Pablo… la respuesta es nada. Es la misma historia de Escobar que se ha contado muchas veces antes, donde el nuevo añadido a la trama, Virginia Vallejo, se vuelve irrelevante a los 20 minutos y no vuelve a recaer la trama en ella sino hasta los últimos 20 minutos. Es un personaje constante, claro, sigue apareciendo en toda la película, pero aparece para casi hacer algo o casi no hacerlo, es decir, no hace nada. Su historia es interesante, y tiene uno o dos momentos de brillar en su actuación, pero el filme cae en el mismo vicio de siempre, Pablo Escobar.

Por su parte Javier Bardem también tiene momentos para brillar, hay escenas magnificas y que resultan muy emocionantes, el aterrizaje de un avión cargado con droga, o cuando Escobar declara la guerra al gobierno de Colombia son secuencias que brillan, sin embargo Escobar ya es una figura sumamente gastada, ya no tiene más que contar por sí mismo, porque ya se ha hecho antes. Realmente podríamos buscar otro producto audiovisual que cuente la historia de Escobar y probablemente lo hará mejor que Loving Pablo pues la película ni siquiera en su forma de relatar los hechos es novedosa o al menos resaltante.

Contar la historia de una mujer que se enamoro de Escobar y al final termino odiándolo no está mal, pero el problema es que la relación entre Escobar y Virginia nunca es creible., Su relación se resume en una o dos escenas de dialogo, una o dos escenas de sexo, y una o dos escenas terminando. No solo no hay química entre los personajes, sino que ni el guión ni la dirección sugieren un amorío real. Cuando el personaje de Penelope Cruz es cuestionado por su amorío, y ella acepta estar enamorada es sorpresivo pues la relación no está construida. Pero Loving Pablo no solo abandona esa relación, sino que se convierte en un collage de eventos biográficos del narcotraficante colombiano que son poco o nada conexos. En un momento se está desarrollando una situación, hay un salto en el tiempo y se olvida cerrar esa trama.

Tan es así que podríamos meter el inicio de la relación de Virginia Vallejo con Escobar y después sacar al personaje de la trama hasta el final. Esto no cambiaría nada, ese es el principal problema, que el filme espera falsamente que Virginia sea el eje de la historia, cuando el narcotraficante, como siempre sigue siendeo el eje.

Loving Pablo debe convertirse en el ejemplo para el cine y la televisión de que la historia del narcotraficante más famoso de Colombia ya no es interesante, ha sido sobreexplotada de sobre manera y, hasta el momento, no se ha encontrado una forma nueva de contar su historia. Al final puede que el maximo logro de esta película sea detener la sobreexplotación de una figura amada y odiada, Pablo Escobar.

Luis Martínez Leyva

Escritor en iDigitalFilms. Organizador y coordinador de talleres en el Cecehachero Film Fest. Cineasta y crítico. Apasionado por el séptimo arte, su análisis y realización.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *