La momia, cuando el pasado te alcanza

“No puedes enterrar el pasado para siempre; tarde o temprano regresará a ti”. Esta es la premisa principal que intenta representar La momia (The Mummy, Estados Unidos, 2017), película dirigida por Alex Kurtzman, que es el reinicio (reboot) de la saga homónima de filmes estrenados a partir de 1999 y el comienzo del planeado Dark Universe, universo cinematográfico que contiene a los monstruos clásicos de la productora Universal Pictures.

Luego de que la princesa Ahmanet (Sofia Boutella) fuera sepultada y despojada de su destino: devenir inmortal ser continuo con el dios egipcio Seth, en una secuencia extraña y llena de jeroglíficos situada en el Antiguo Egipto, la historia se adelanta a la actualidad con el viajero Nick Norton (Tom Cruise), quien vive una aventura indianajonesiana que se convierte en cuasi macabra.

Nick, junto con el sargento Chris Vail (Jake Johnson), su fiel compañero, y la arqueóloga Jenny Halsey (Annabelle Wallis), descubrirán el sarcófago donde yace la momificada princesa -de pupilas duales y piel tatuada- y, por supuesto, caerán en una maldición que tratarán de romper.

La película recurre a elementos cómicos la mayor parte del tiempo, incluso en los momentos donde se supone que hay tensión y drama. Esto ocasiona un ritmo fragmentado, pues la intención de la escena no es clara para el espectador.

Es relevante la aparición del Dr. Jekyll (Russel Crowe), pues es un personaje central dentro del Dark Universe.

La maldición de la momia no queda del todo terminada a pesar de que sus protagonistas hicieron todo lo posible para lograrlo, por más incoherentes que sus acciones fueran.

El viajero Nick (Tom Cruise siendo él mismo, coqueto en pantalla y cuidando no despeinarse demasiado) queda como lo que es: un viajero, que con su fiel acompañante, recorre el desierto. Como en cualquier western clásico.

La gran diferencia que tiene este filme con sus antecesores, de 1932 y 1999, son los avanzados efectos especiales y la respetable producción que suelen tener las películas hollywoodenses de la actualidad. Sin embargo, esto no es suficiente como para salvarla de contar una historia predecible que, tal vez, ya no queremos volver a ver. Sus realizadores debieron de recordar su propia premisa y evitar que el pasado (las viejas películas), y sus errores, los alcanzaran.

*La momia se estrena el 09 de junio en cines comerciales.

Marcos Aguirre Salcedo

Apasionado del arte, en especial del cine. Soy pseudocinéfilo y estudio Ciencias de la Comunicación en la UNAM.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *