CRÍTICA | LUCHA POR LA LIBERTAD (FREE STATE OF JONES)

Lucha por la libertad
(Free state of jones)

Crítica
Por: Luis M. Leyva

Lucha por la libertad es la nueva película protagonizada por Matthew McConaughey y dirigida por Gary Ross, un director que no ha sobresalido mucho en el ámbito cinematográfico, pero cuya obra más conocida fue la adaptación fílmica del primer libro de Los juegos del hambre donde fungió como director. En esta ocasión Gary Ross no sólo dirige el filme sino que además fue el guionista de la misma.

La trama se desenvuelve durante la guerra civil estadounidense a mediados del siglo XIX, la cual, erróneamente, se ha creído fue la que abolió la esclavitud y defendió los derechos de los afroamericanos. Lucha por la libertad llega para demostrar que la guerra nació por intereses económicos y no necesariamente por defender a los afroamericanos, aunque claro estos estuvieron muy implicados y sí lograron ciertos objetivos políticos. Newton Knigth (Mathew McConaughey) es una de las personas que se da cuenta de esto y cree que es una injusticia luchar a servicio de los problemas de otros y de los ideales de alguien más. Es por eso que Newton decide desertar de la guerra y se refugia con otros que comparten sus ideales.

Lo más interesante del filme resulta en su percepción política que maneja, ya que, incluso, pareciera una crítica a la forma en que se cuenta la historia de la guerra civil, puesto que ésta siempre ha contado bajo el discurso de la libertad y la que comenzó la revolución que protegió los derechos de las personas de raza negra. Cuando, como se muestra en el filme, aun cuando se agregó a la constitución la no discriminación se siguió discriminando y esclavizando a los afroamericanos, ya que, a pesar de lo que dijera la constitución, se crearon leyes que permitirían seguir con el mismo estilo de vida que antes. Lucha por la libertad maneja esta crítica y refuta a las versiones de la guerra que tanto se han contado.

Con base en esto he de decir que el filme transmite este mensaje de manera excepcional a través del lenguaje cinematográfico, y de la estructura bajo la que funciona el filme. El mensaje de la película es desalentador y se aleja un poco de estas versiones patrióticas y trilladas de Estados Unidos. Resulta muy interesante porque la película comienza con desilusión, con una guerra que se está llevando gente inocente, pero poco a poco dicho sentimiento se va cuando Newton Knigth comienza a relevarse contra esta guerra y contra las personas que oprimen a los obreros, es entonces cuando el personaje comienza a defender la libertad de los afroamericanos y a darles un lugar donde vivir sin ser esclavizados, pero, poco a poco la desilusión regresa y se muestra la cruda realidad de las consecuencias de la guerra y lo poco que influyo. Newton Knigth se muestra entonces como un personaje humano, el cual, a pesar de quererlo, no puede hacer mucho más. Como se dice en la película “No puedes ganar una guerra tú solo, aunque lo hayas intentado”. Newton Knigth no es en ningún momento un héroe, es sólo alguien que pensaba en un cambio pero que nunca logró y que nunca vio.

Por otra parte este mensaje se ve reforzado por una historia paralela que sucede, ya que la película realiza unos cuantos saltos en el tiempo y es ahí cuando vemos a uno de los herederos de Newton Knigth 80 años después de la guerra civil. Este heredero es enjuiciado y acusado de haberse casado con una mujer blanca cuando el tenía un 15% por ciento de descendencia negra por culpa de la pareja de Newton Knigth. A simple vista esta historia adyacente pareciera como un elemento de relleno, e incluso se vuelve molesto, pero al final refuerza tan sólo más el mensaje del filme, ya que hace énfasis en que, a pesar de haber pasado casi un siglo (85 años para ser exactos) los afroamericanos siguen siendo discriminados de la misma manera. Estas secuencias culminan de manera perfecta con esta desilusión en el filme. Y puedo asegurar que si el espectador está interesado y ve con detenimiento la película saldrá del cine con un sentimiento extraño al ver cómo termina.

the-free-state-of-jones

Ya para terminar he de decir que Lucha por la libertad me pareció un gran filme a nivel de contenido, tiene grandes ideas y las maneja de una manera muy buena. Pero, a nivel técnico tiene unas cuantas deficiencias. El primer error que sale a relucir es que todas las escenas (o al menos la mayoría) se ven opacadas por las dos primeras secuencias del filme, las cuales se ambientan en medio de la guerra y tienen un despliegue técnico y emocional excelente. Por esto mismo las siguientes escenas se sienten pobres a comparación, a excepción de algunas que son altamente emocionales. El segundo problema que encuentro es el desarrollo de personaje que sufre Newton Knigth en el tercer acto de la película, pues se siente poco constante y con un cambio abrupto.

Lucha por la libertad ha sido un filme que, cuando se estrenó en Estados Unidos, paso de manera desapercibida y recibió críticas mixtas. Pero, a pesar de los problemas (los cuales son notables), yo la recomiendo ampliamente, aunque, debo advertir, no es un filme fácil de seguir, no porque sea lento o denso, sino más bien porque debes conocer un poco la historia de la guerra civil para no perderle el paso. Al final Lucha por la libertad es una visión alternativa de la historia, con un alto contenido político y grandes ideas que se desarrollan de una manera correcta.

Calificación: 4/5

4_estrellas

 

Lucha por la libertad (Free State of Jones)

Dirigida por: Gary Ross
Escrita por: Gary Ross
Protagonizada por: Matthew McConaughey, Gugu Mbatha-Raw y Keri Rusell
Género: Cine biografico
País: Estados Unidos
Año:2016

 

Luis Martínez Leyva

Escritor en iDigitalFilms. Organizador y coordinador de talleres en el Cecehachero Film Fest. Cineasta y crítico. Apasionado por el séptimo arte, su análisis y realización.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *