Barry Seal | Crítica-reseña

Barry Seal (2017)
Crítica-reseña
Por: Luis M. Leyva

El nuevo filme de Tom Cruise es una sorpresa para todos, deja a un lado su papel de héroe clásico estadounidense para convertirse en un traficante de drogas que trabaja para dos bandos. Barry Seal es una experiencia excelente, con una excelente crítica social y un excelente personaje que no estoy seguro, ni tengo los suficientes referentes históricos, para saber si es gracias a la construcción del guionista y de Tom Cruise o en verdad fue así Barry Seal.

La trama sigue a Barry Seal un piloto que trafica habanos que eventualmente es contactado por la CIA para trabajar para ellos volviéndose su mensajero con centro américa que en esos momentos (los 80) comenzaba a adoptar el sistema comunista. Lo mejor del argumento es que esto que acabo de explicar se establece en los primeros 15 minutos del filme, y poco a poco se complejiza llegando a niveles incomprensibles y enredando la situación política, económica y criminal  de cada país.

En este sentido entra el excelente personaje de Barry Seal (Desconozco si fue así en la vida real) quien entiendo poco o nada de la situación, siendo un simple peón que es obligado a hacer lo que le ordenan hacer, y apenas entiende lo que está pasando para explicarle a la audiencia la situación. Barry Seal es un gran personaje pues su única motivación después de ser contactado por la CIA es no ir a la cárcel y sobrevivir a la situación de la cual no puede salir pues sería segura su muerte ya que se convierte en un personaje que sabe demasiado. Conforme la situación avanza Barry (y el espectador despistado, como yo) pierden lo que está pasando, pero saben solo una cosa, que Barry tiene que hacer lo que le dicen que debe hacer.

Todo este enredo político se convierte en un arma de crítica social para el director Doug Liman quien decide presentar a Estados Unidos como un titiritero que tiene todo bajo su control y que decide lo que permitirá o no en todo el mundo. En este filme el gobierno estadounidense (más allá de la CIA, la Casablanca, o el FBI) se convierte en un personaje que nunca aparece o se presenta, sino que siempre está detrás moviendo todo, a los carteles, las armas, las revoluciones sociales, etc. Al final parece que es el personaje que tiene la mayoría de cosas controladas, claro no todas, pero sí más de lo que uno podría pensar.

Barry Seal no es perfecta, a pesar de todo falla, sobre todo al final, en mostrar los sentimientos encontrados del personaje principal. Sí, lo que le importa a Barry es sobrevivir la situación, sin embargo nunca se revelan sus sentimientos ante lo que esta viviendo. Sin embargo Barry Seal es un filme que injustamente ha pasado desapercibido y merece más reconocimiento, que además atrapa con cada momento que avanza el personaje y atrapa al espectador que trata de darle coherencia a todos los conflictos sociales y políticos que se presentan, pero que en un punto se tornan incomprensibles, lo que capta aun más la atención de todos. Una excelente crítica social y un filme que a pesar de parecer uno más del monton sobresale al final.

Luis Martínez Leyva

Escritor en iDigitalFilms. Organizador y coordinador de talleres en el Cecehachero Film Fest. Cineasta y crítico. Apasionado por el séptimo arte, su análisis y realización.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *