Así se quiere en Jalisco; la fórmula de Fernando de Fuentes

Kinetoscopio De Oro

Crítica de ¡Así se quiere en Jalisco!

Por Daniela Armenta

— ¡Arriba la Reina de Santa Rosa! ¡Arriba la Lupe! — clama el charro Juan Ramón después de que la querida prieta linda, Lupe, fuera elegida como reina de Santa Rosa.

Porqué motivos –e incluso pretextos– nunca faltan, después de que el pasado 4 de julio el canal 22 en su popular programación “Cineteca de Oro” decidiera proyectar al medio día Así se quiere en Jalisco, en Kinetoscopio de Oro, se avivaron nociones livianas de lo que significó en México el 1er. filme a color.

¡Así se quiere en Jalisco! es un largometraje que narra las inconcebibles y lacerantes injusticias que enfrenta la protagonista Lupe, una joven que a pesar de siempre evitar a su patrón Don Luis, dueño de rancho Santa Rosa, debido a un préstamo que el hombre le hace a sus padres, Lupe termina siendo la ama de llaves de la casa grande; pretexto de Don Luis no sólo para que la familia no se vaya del rancho, sino además, para alejarla de su pareja, el charro Juan Ramón.

— “La Lupe siempre se queda y lo digo con razón, pos anteayer de su casa vi de salida al patrón; así es que de Santa Rosa ya no se va entristecida pos entro a la casa grande como gata consentida… ¡Lupe no se va del Rancho porque no quere el patrón, aquí el que gana es Don Pancho y el que pierde es Juan Ramón!” — canta el Tata del rancho de Santa Rosa después de que Don Luis, dueño del rancho, chantajeara al viejo padre de Lupe, Don Pancho.

Dirigida por Fernando de Fuentes, veracruzano que inicia su carrera como ayudante de dirección en la cinta Santa (1932) y, que después de padecer de la indiferencia del público (y tal vez, de la industria cinematográfica) en torno a su efímera cinta Vámonos con Pancho Villa (1935), arbitrariamente comienza a comprender cuál sería la fórmula que verdaderamente eclipsara al inmaduro y predecible público del cine mexicano, juicio que desataría la filmación del exitoso largometraje Allá en el Rancho Grande (1936) y, que para 1942 desencadenaría el estreno de nuestro filme ¡Así se quiere en Jalisco! protagonizada por María Elena Marqués y Jorge Negrete –interpretando a los personajes principales, Lupe y Juan Ramón–.

Así se quiere en Jalisco, Fernando de Fuentes, México, 1942.

Daniela Armenta

Estudia Ciencias de la Comunicación en la UNAM. Flechada por la poesía y la existencia, pues se puede existir, sentir, vivir pero no se puede decir, se extingue.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *